Ma Vida

Gabriel Miró

Escritor...

 

Gabriel Miró

 



Fecha de Nacimiento Alicante, 28 julio 1879
Fecha de la Muerte Madrid, 27 mayo 1930
 

Página de Inicio

 

Volver Atrás

 

Biografías por siglos

 

Biografías por nombre

 
 

Grup LLVS

 

Usuarios en línea

 
 
 
 
   

Segundo hijo de una familia modesta. Hijo de Encarnación y de Juan Miró, ingeniero de Obras Públicas. Fue bautizado con el nombre de Gabriel Francisco Víctor Miró.

Fue un niño retraído. Comenzó a estudiar con el maestro D. Marcelino y con su tío Lorenzo Casanova, hasta que ingresó en el colegio de los jesuitas Santo Domingo en Orihuela, (1887 - 1892). Ganó su primer premio, con una redacción escolar titulada, "Un día de campo".

Dado su delicado estado de salud, sus padres deciden sacarle del colegio; con doce años. Trasladándose con su familia a Alicante, donde continúa sus estudios de Bachillerato.

Su paso por el colegio de los Jesuitas, le llevó a una profunda melancolía en su ánimo y en un inexplicable reuma de su rodilla izquierda. Su estancia en la enfermería del colegio a causa de una enfermedad, marcó decisivamente su prosa. Desde la enfermería, pudo contemplar el paisaje de la huerta oriolana, y sus costumbres y multitud de detalles que posteriormente plasmaría en su obra.

Octubre de 1895. Comenzó sus estudios de derecho en la Facultad de Valencia. A causa de sus amistades, no hacía excesivo caso a sus estudios, y al finalizar el segundo curso, sus padres decidieron sacarle de la Universidad de Valencia, ingresando más tarde en la de Granada donde se licenció en derecho en 1900.

En 1901 se casó con Clemencia Maignon, hija del Cónsul de Francia en Alicante, de cuyo matrimonio nacieron sus hijas Olympia (1902) y Clemencia (1905).

Tras intentar, sin éxito, ingresar en la administración, se presenta a un concurso de cuentos llamado, ‘El cuento semanal’, con su obra Nómada. Obtiene su primer premio literario.

El quince de febrero de 1908 es homenajeado por un selecto grupo de intelectuales destacando entre ellos a Valle Inclán, Baroja y Felipe Trigo, entre otros.

El día que se publica su obra, Nómada, fallece su padre.

Escribe artículos periodísticos en ‘El Sol’ y ‘la Nación de Buenos Aires’.

Gran parte de la crítica considera que su etapa de madurez literaria se inicia con, "Las cerezas del cementerio" (1910).

Ricardo Gullón ha calificado los relatos de Miró como novelas líricas. Son, por tanto, obras más atentas a la expresión de sentimientos y sensaciones que a contar sucesos.

La temporalidad constituye el tema esencial de la obra del autor alicantino, quien incorpora el pasado a un presente continuado, por medio de las sensaciones, la evocación y el recuerdo. Como, antes que él, hiciera Azorín.

Lo sensorial es en su literatura, una forma de creación y conocimiento, además tiene un léxico riquísimo.

Obra

La mujer de Ojeda. Su primera novela.
                Hilván de escenas. Su segundo libro
                Dentro del cercado
                Del Huerto Provinciano
                Los amigos
                Los amantes y la muerte
                Las cerezas del cementerio (1910)
                El abuelo del Rey (1915)
                Figuras de la Pasión del Señor (1916-17)
                El libro de Sigüenza (1917)
                El humo dormido (1919)
                El Ángel
                El Molino
                El Caracol del Faro
                Nuestro Padre San Daniel
                Niño y Grande
                Obispo Leproso (1925)
                Años y Leguas (1928)

Las novelas, "Nuestro padre San Daniel" y "El obispo leproso", se desarrollan en la ciudad levantina de Oleza, trasunto de Orihuela, en el último tercio del siglo XIX.


 
 
 
 

 
  Arriba