Ma Vida

Joanot Martorell

Escritor...

 

Joanot Martorell

 



Fecha de Nacimiento Valencia, 1415
Fecha de la Muerte Valencia , 1468
 

Página de Inicio

 

Volver Atrás

 

Biografías por siglos

 

Biografías por nombre

 
 

Grup LLVS

 

Usuarios en línea

 
 
 
 
   

Es el más insigne novelista valenciano de todos los tiempos y un genio literario. Descendiente de una noble familia de Gandia, en aquella época la capital cultural del mundo, (La Safor), pero asentada en Valencia desde 1400, ciudad donde nació y falleció. Desde este año, tanto los padres como los abuelos paternos y maternos, de Joanot Martorell están documentados como vecinos de la ciudad. Su abuelo fue consejero y su padre, camarero del rey Martín el Humano.

La vida de Joanot Martorell, cuñado de Ausias March, está documenta principalmente a través de los litigios que sostuvo con otros caballeros, y que en ocasiones motivaron carteles de desafío, algunos a muerte, aunque que no pasaron del duelo verbal.

Entre 1437 y 1445 mantuvo un litigio con su primo Joan de Monpalau. Joanot Martorell lo requería reiteradamente en batalla a ultranza, y aunque recorrió las cortes inglesa y portuguesa buscando juez y plaza para el combate, éste nunca se celebró.

Otro de estos conflictos, (Carteles), lo llevó a Inglaterra (1438) donde conoció el poema anglonormando del siglo XII, Guy de Warwick, que luego traducirá en prosa con el título de Guillem de Varoic.

Entre 1444 y 1450, otro de sus litigios, lo llevó a enfrentarse con Gonzalbo de Híjar, comendador de Montalbán, por un asunto económico relacionado con la venta de un castillo. Éste litigio no se resolvió favorablemente para Joanot Martorell.

Fue un caballero apasionado, luchador, de vida agitada e incansable viajero, plena de quehaceres caballerescos y de armas. Fue un buen conocedor de los usos y costumbres de la caballería.

Habituado al trato cortesano, se sabe que estuvo en las cortes Francia, Portugal, Nápoles e Inglaterra.

Joanot Martorell con su obra, Tirant lo Blanch, que es la obra capital de las Letras Valencianas y el libro más leído de la Edad Media en Europa, puso la puntilla de oro, al siglo XV, el Siglo de Oro de las letras valencianas. No hay ninguna duda de que supo aprovechar su propia experiencia para la elaboración de su obra maestra.

Obra.: Tirant Lo Blanch

Ésta obra es considerada unánimemente por todos los críticos, como la primera obra novela moderna de la historia, y una de las más importantes de la literatura universal. Quinientos años después de que el valenciano Joanot Martorell escribiera en valenciano ésta obra, sigue interesando a los lectores de todo el mundo. Fue un libro impresionantemente avanzado para su tiempo.

Tirant lo Blanch es una novela caballeresca que da nombre a un poderoso guerrero al servicio del Rey de Sicilia que por órdenes del monarca se va a liberar al Imperio griego de las hordas turcas. En la novela hay capítulos de fina ironía, de enorme sensualidad, de acción trepidante, de emoción a raudales, de amor intenso... El héroe, valiente y tímido a la vez, proseguirá sus hazañas guerreras en Sicilia, Rodas y Túnez; finalmente salva al Imperio bizantino de los turcos y se convierte, tras su boda con la princesa Carmesina, en César del Imperio. Poco después muere de pulmonía: justo final de una obra que hábilmente combina los ideales caballerescos con el más crudo realismo.

En los libros de caballería, la acción se situaba en tiempos remotos y en lugares más o menos imaginarios, y recurren muchas veces a hechos alejados del mundo real. Tirant lo Blanch revolucionó totalmente los libros de caballerías, rechazó el estilo fantasioso de este género para apostar por una novela de caballeros que lejos de presentar a un héroe inverosímil y todopoderoso cuenta con un protagonista que no deja de ser un simple hombre de carne y hueso, con sus ideas, emociones y sentimientos, con una inteligencia que es su mejor arma por encima de los músculos o la espada, un hombre capaz de enamorarse de una mujer, de luchar por la justicia, por la patria y por sus ideales y capaz también de morir como cualquier otro mortal.

La primera edición se realiza en Valencia, en el año 1490, que fue preparada por Martí Joan de Galba, que decidiría la actual división en capítulos, a la vez que fue el redactor del final del libro a la muerte de Joanot Martorell.

Del Tirant se conocen dos impresiones incunables, ambas en folio y en letra gótica. Algunas diferencias tipográficas entre los tres ejemplares, dos de ellas tienen la portada enmarcada por una orla, y la otra no, correspondiente al ejemplar de la Hispanic Society de Nueva York, lo que han hecho pensar a los bibliógrafos la posibilidad de una doble tirada. De la primera impresión terminada en Valencia el 20 de noviembre de 1490 por Nicolau Spindeler, consta que se hicieron un total de 750 ejemplares, y de la segunda la de Barcelona de 1497, a cargo del librero Pere Miquel y del impresor Diego de Gumiel, aproximadamente la mitad.

Que opinan otros escritores de la obra, Tirant Lo Blanch

Vargas Llosa la considera como una "Novela Total": Novela de Caballería, fantástica, histórica, militar, social, erótica, psicológica: todo junto y nada exclusivamente, ni más ni menos que la realidad.

Pérez Moragón, se detectan en el Tirant, elementos propios del complejo de ideas y técnicas de la novela caballeresca, pero también, en contrapunto perfectamente trabado, un mundo nuevo, el de la realidad contemporánea, reflejada en los intereses de la época. Su estilo ofrece tres modalidades, una más ligada a los cánones renacentistas, elegante y solemne; otra coloquial llena de gracia directa, de refranes y juegos de palabras y, finalmente, otra más equilibrada de periodo amplio y cadencioso.

El Tirant lo Blanch es la novela que inspiró a Miguel de Cervantes para redactar Don Quijote de la Mancha. De hecho, Cervantes, quien era un declarado admirador de la obra de Martorell, no escatimó elogios en el Quijote hacia el Tirant a la hora de reconocer de que estaba escrito "en la dulce Lengua Valenciana" y que era "el mejor libro del mundo". Así pues, en una de las secuencias del Quijote dice un personaje refiriéndose a la obra maestra de Martorell: "Dígoos verdad, señor, compadre, que, por su estilo, es éste el mejor libro del mundo: aquí comen los caballeros, y duermen y mueren en sus camas, y hacen testamento antes de su muerte, con otras cosas de que todos los demás libros de este género carecen".


 
 
 
 

 
  Arriba