Ma Vida

San Luís
Beltrán Exarch


Eclesiástico, escritor...

 

San Luís Beltrán Exarch

 



Fecha de Nacimiento Valencia, (Plaça Almudín),
1 enero 1526
Fecha de la Muerte Valencia, 9 octubre 1581
 

Página de Inicio

 

Volver Atrás

 

Biografías por siglos

 

Biografías por nombre

 
 

Grup LLVS

 

Usuarios en línea

 
 
 
 
   

Hijo del notario Juan Luís Bertán, y de Juana Ángela Exarch. Su abuela Ursula Ferrer, casada con Juan Bertrán, fue sobrina de San Vicente Ferrer.

Fue bautizado en la parroquia de San Esteban, en la pila de San Vicente. Fue el mayor de ocho hijos.

Desde los ocho años empieza a rezar el Santo Rosario y infligirse mortificaciones corporales.

A los dieciséis años, contra la voluntad de sus padres, abandona el hogar paterno para peregrinar al sepulcro del Apóstol en Santiago de Compostela. A su regreso intenta ingresar en el Noviciado de los Dominicos de su ciudad natal pero, debido a la negativa de sus padres, se le niega el ingreso. Decidido en su propósito asiste, de incógnito, a las reuniones conventuales para escuchar las pláticas del Superior.

Finalmente con 18 años, pudo tomar el hábito dominicano el 22 de agosto de 1544 en el convento de Predicadores de Valencia. Es tan llamativa su entrega y generosidad por vivir el ideal de Santo Domingo de Guzmán que pronto destaca por sus penitencias y austeridades, por el recogimiento en sus dilatadas horas ante el Santísimo Sacramento de la Eucaristía y por la transparencia de su vida.

Canta su primera misa el 23 de octubre de 1547.

Ordenado sacerdote en 1547 era ya una verdadera encarnación de la vida de la Orden: "Idea factus Ordinis" y es destinado al recién fundado Convento de Santa Cruz de LLonbay.

En 1.549 muere su padre y es destinado a Valencia y nombrado Maestro de Novicios y de Estudiantes porque todos consideraban a Luis Bertrán como la encarnación viviente del ideal dominicano. Valencia es presa de una peste maligna, los religiosos son repartidos y el Padre Luis marcha al Convento de Santa Ana en Albaida. En el cual fue vicario en 1554.

En 1560 vuelve a Valencia. Santo Domingo de Guzmán es el ideal de vida para el Padre Luis Bertrán. El espíritu misionero se impone en su vida. Tiene 36 años. El 14 de febrero de 1562 parte rumbo al Nueva Granada, la actual Colombia. Allí permaneció unos siete años, predicando con la palabra y el ejemplo y con magníficos milagros, llevando eficazmente la luz del Evangelio.

En 1563 está constatado que predicaba en su lengua materna, la lengua valenciana, a los indios y éstos le entendían sin intérpretes perfectamente.

En Cincapoa, Pelvato y en Tubara, Zinpacua y Nueva Granada, la actual Colombia, realizó muchas conversiones y milagros que le valieron el sobrenombre de Apóstol de las Indias.

Religioso recio, austero y gran penitente. Tenía una fuerte llamada a la contemplación.

Se destacó en esos años por su esfuerzo en procurar la implantación sólida de la fe, desarraigando con eficacia los cultos paganos.

Es elegido Prior del Convento de Santa Cruz de Bogotá. Después de consultar con su hermano de Orden y gran figura de la evangelización de América, Fray Bartolomé de las Casas, renuncia a dicho priorato y regresa a España en 1.569, dedicándose de nuevo a la actividad de dirección de los novicios, al apostolado directo, a escribir y continuar con gran esfuerzo el camino de la santidad en el "temor" de Dios.

En 1570 es elegido Prior del Convento de San Onofre de Museros, la edificación la encuentra en ruinas y él la reconstruye totalmente.

En 1573 comienza a dirigir el cenobio de Valencia.

Al terminar su trienio, los superiores le vuelven a encargar la formación del Noviciado. Permanece al frente hasta el 15 de mayo de 1.575 en que es elegido Prior del Convento de Valencia, hasta 1578. Concluido el período, una vez más, los superiores vuelven a nombrarle Maestro de Novicios.

Tuvo correspondencia con Santa Teresa de Jesús y la animó en su reforma. Fue amigo entre otros de San Juan de Ribera, arzobispo de Valencia.

Después de una larga y penosa enfermedad muere en Valencia. Tenia 55 años de edad. Su cuerpo que se veneraba en Valencia fue quemado en la guerra de 1936. Es patrono de los novicios dominicos.

Tras su muerte la Orden convirtió su celda en oratorio y en 1626 el Concejo de la ciudad convirtió en piadosa capilla su casa natalicia.

Fue beatificado por Pablo V el 19 de julio de 1608 y 63 años más tarde, el 12 de abril de 1671 es canonizado por el Papa Clemente Xll.

El Papa Alejandro VlIl lo nombró en 1690 Patrono principal de Colombia.

Milagros

Se cuenta que en Colombia fue herido por una flecha envenenada, para curarle dicha herida aplicaron una culebra para que absorbiera el veneno. (Motivo por el cual, Ribalta pintó su retrato con los símbolos de la cruz y la culebra salvadora)

En 1578 cuando iba a predicar a un ermitorio que existía en la huerta de Ruzafa, sanó a un enfermo haciéndole beber en el cuenco de sus manos, agua normal de una fuente próxima, desde ese momento se llamó, fuente de San Luís, a la ermita y su caserío.

Fueron más de cien los milagros contabilizados en sus expediente de beatificación.


 
 
 
 

 
  Arriba